Seguidores

domingo, 27 de noviembre de 2011

Por favor no te separes nunca de mi.

- Otra vez esa sensación... creo que ya es la segunda vez que me pasa...
+ ¿Qué sensación?
- Pues esa de no poder dejar de pensar en ella ni un segundo, esa de echarle de menos incluso antes de haberte despedido de ella, esa de que cuando estás con ella no puedes evitar dejar de sonreír, esa horrible sensación de que dependes de ella, de que no puedes estar demasiado tiempo sin verla o sin saber nada de ella..
+ Ah... la sensación de estar enamorado, ¿no?
- Sí, esa misma. Y no me gusta para nada, porque es genial sentirse así de bien cuando estás con ella, pero en cuanto te despides, aunque solo sea hasta dentro de unos días, sientes que se va la persona que más quieres en el mundo..
Y ahora voy a hablarte de todo, de lo que hemos pasado durante nuestra relación. Te voy a hablar del miedo, de alegría, de sonrisas, de lágrimas; te hablo de mensajes a las cinco de la mañana, de besos, hablo de noches sin dormir, de discusiones, de reconciliaciones, de pequeños detalles, de abrazos, de cenas, hablo de orgullo, al igual que hablo de debilidad, hablo de un principio, de tranquilidad, de nervios; hablo de miradas que lo dicen todo, hablo de echar de menos, hablo de dar las buenas noches por la mañana, de cariño, de sensaciones, hablo de sonreír al ver una foto o explotar con leer un comentario, hablo de decir lo mismo a la vez . Hablo de amor, y sí, porque no, también hablo de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada