Seguidores

domingo, 11 de diciembre de 2011

#.

Estar mal ya no entra en mis planes, pedir o querer más de lo que tengo ya no es una de mis costumbres, intentar cambiarme es una opción que he dado por olvidada. He aprendido que hay gente que vive y deja vivir, y otra que ni come ni deja comer. Hay personas a las que parece que les incomoda ver a alguien feliz y hacen todo lo posible para quitarle esa felicidad, y otras personas que parece que se alegran más por la felicidad ajena que por la suya propia. He entendido porque hay gente que decepciona y otra que sorprende o da más de lo esperado. O porque al intentar algo no siempre sale a la primera, y se necesita más paciencia y más intentos. He aprendido que lo más claro y lo más evidente no tiene porque ser siempre lo más acertado. Que no siempre sale el sol, pero que tampoco llueve. He entendido porque hay momentos malos que hacen a los buenos más especiales. Porque a veces es todo tan fácil, y otras no hay por donde cogerlo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada